Inicio/Panes/Centetrigo

Centetrigo

Si quieres disfrutar de un pan tierno e integral debes probar nuestro pan de centeno y trigo. El centeno fue considerado por años como un grano inferior al trigo debido a su color y sabor, pero hoy en día se conocen sus beneficios para nuestra nutrición y salud las cuales, superan con creces el aspecto del pan y nos llevan a consumirlo con los ojos cerrados.

Esta deliciosa combinación de centeno y trigo da lugar a un pan suave, muy saciante perfecto para nuestras dietas y muy rico en fibra y minerales. No tienes que preocuparte por el sabor amargo del centeno, nuestro trigo eco ayuda a equilibrarlo y lo convierte en el pan ideal para untar con mantequilla o tomate, o bien, con una deliciosa palta.

  • Ingredientes: – 50% trigo blanco, 38% centeno integral, 12% centeno T80, 30% masa madre, agua y 1.93% sal.
  • Condiciones de transporte y conservación: – A temperatura ambiente .
  • Vida útil de producto (según ensayos laboratorio): – 4 días manteniéndola en una bolsa de plástico bien atada.
  • Alérgenos – Contiene gluten.
Categoría:

Descripción

Procedimiento de elaboración (fases, temperaturas, tiempos, equipos empleados, etc):

Mezclado, autolisis, amasado sacando la masa entre 22 y 24 ºC, se deja fermentar 3-4 horas al medio ambiente, que no supere las 24 horas la masa. Se forma y se pone al frio 4 ºC entre 18-24h.

¿Qué hace especial a nuestros pan?

Harinas ecológicas mayoritariamente molturadas en molinos de piedra, el uso de masa madre y una fermentación larga, además del formado a mano y el horneado en horno de piedra; todo ello conforma un proceso de más de 40 horas que dota a nuestro pan del sabor, el aroma y el poder nutritivo de antaño.

Levadura salvaje
Nuestros dulces

Todos adoramos un buen postre bien hecho

Desde bollos y muffins hasta los más tradicionales como el cozonac y los roscones de reyes, en Levadura Salvaje encontrarás los mejores postres elaborados a mano que podrías desear.

Dulces

Información adicional

Uso y conservación

Preferible consumirlo en el día aunque también se consumen muy bien los dos días siguientes guardándolas en bolsas plástico para no estar muy expuestos al aire. Para el aguante de entre una semana o más se recomienda congelar en una bolsa zip de plástico en congelador. En el proceso de descongelamiento se utilizará la tostadora.